Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2014

De qué tenemos razón

Por: Ramiro Valencia Cossio
Dejo para su reflexión un texto que me envió mi hijo Felipe tras encontrarlo en la red.
Antes de juzgar a los demás o de reclamar posesión de la verdad absoluta, tengamos en cuenta:
Vemos menos del 1% del espectro electromagnético y escuchamos menos del 1% del espectro acústico. Mientras usted lee esto, estamos viajando a 220 kilómetros por segundo a través de la galaxia. El 90% de las células de nuestro cuerpo llevan su propio ADN microbiano y no son “Yo”. Los átomos de nuestro cuerpo son 99,999999999999999% espacio vacío y ninguno de ellos es de aquellos con los que usted nació. Los seres humanos tenemos 46 cromosomas, dos menos que la papa. El arco íris no existe. Así que sólo lo vemos porque lo creamos. El ser humano, capaz de conquistar el espacio y de lograr avances tecnológicos y científicos asombrosos, tiene una limitadísima percepción de lo que llamamos realidad. La historia de las guerras de ayer y hoy y de los desencuentros humanos se deben a la imposición…

Augusta cuenta cuentos con fotos

Imagen
A Rebecca Miller le gusta contar historias con fotografías. Desde que era niña decidió que las palabras no le alcanzaban para expresarse y compró una cámara para hacer retratos. 

Mujeres ordinarias y otras fuera de lo común, espacios conmovedores, colores santos: elementos que adquieren un hado mágico en su lente conjurado por niñas danzando en bosques, entre madreselvas enredadas por penélopes.

Ha producido material alucinante para revistas vanguardistas como Mojo, Nylon, ID y The Stool Pigeon; también ha trabajado en el diseño de carátulas de discos para sellos internacionales tan importantes como Sony, EMI, Virgin e Island, entre otros. Una de sus obsesiones recurrentes son los pies en el aire, será por que las chicas que retrata vienen envueltas en sueños y manifiestan un espíritu infantil, como si acabaran de bajar del cieloPuede que no sea por las razones que imagino, es que tengo la costumbre de explicarme cada cosa y me parece incontenible hacerlo con cada imagen de la señora M…