De qué tenemos razón


Por: Ramiro Valencia Cossio

Dejo para su reflexión un texto que me envió mi hijo Felipe tras encontrarlo en la red.

Antes de juzgar a los demás o de reclamar posesión de la verdad absoluta, tengamos en cuenta:

Vemos menos del 1% del espectro electromagnético y escuchamos menos del 1% del espectro acústico.
Mientras usted lee esto, estamos viajando a 220 kilómetros por segundo a través de la galaxia.
El 90% de las células de nuestro cuerpo llevan su propio ADN microbiano y no son “Yo”.
Los átomos de nuestro cuerpo son 99,999999999999999% espacio vacío y ninguno de ellos es de aquellos con los que usted nació.
Los seres humanos tenemos 46 cromosomas, dos menos que la papa.
El arco íris no existe. Así que sólo lo vemos porque lo creamos.
El ser humano, capaz de conquistar el espacio y de lograr avances tecnológicos y científicos asombrosos, tiene una limitadísima percepción de lo que llamamos realidad.
La historia de las guerras de ayer y hoy y de los desencuentros humanos se deben a la imposición o al fanatismo de nuestras creencias.
Los conflictos bélicos ocurren con base en estas últimas, pues por medio de ellas se intenta imponer “nuestra verdad y nuestra razón”.
Recordemos: vemos y oímos menos del 1% de lo que hay y de lo que pasa afuera.

Entonces… ¿Cuál es la realidad que imponemos? , ¿De qué tenemos razón?.

Comentarios

Querías que lo leyera.
Ya lo hice.
Somos seres subjetivos por excelencia.
Te amo.
Te extraño infinidades.

Entradas más populares de este blog

Espuma y nada más: una tensión incesante

Entrevista a Mike Patton