Gabbalandia, espacio fantástico para nuestros niños

Dedicado a mi hija Alicia, por quien conocí esta producción.

Desde que mi hija comenzó a ver los programas de Discovery Kids y posteriormente, Playhouse Disney, comencé a sorprenderme verdaderamente como televidente, antes de eso nada me descrestaba, no me gustaba mucho sentarme a ver TV. Tenía unas pocas series y noticieros que a veces veía, pero usualmente prendía el televisor para conectar el DVD y ver películas.
Lentamente comencé a internarme en ese maravilloso mundo que es la televisión especializada para niños, aunque de principio estaba muy preocupada, por que me preguntaba qué tipo de influencia que serían para mi tesoro los episodios que pasaran por sus ojitos. Verán, pasé estudiando la incidencia de los medios de comunicación en la vida de las personas gran parte de mi estadía en la Universidad, y conozco algo del tema.

Por ello, me tomé muy en serio el asunto, aunque Alicia no sea una fanática de la televisión, me sentaba a ver las producciones que ella veía y cada día me maravillaba más. Siempre he tenido la sensación de ser una niña metida en el cuerpo de una mujer, y de la mano de mi hija, he aprendido a mirar la vida y sus situaciones de un modo diferente, y ahí comienza a contar la admiración que me despiertan algunos programas para niños, sobre todo nuestro favorito, Yo gabba gabba.

Es una mezcla de animación música, colores y psicodelia, que vuelve divertidos temas importantes en el aprendizaje de los niños, como la comida, el sueño, el aseo, los libros y el talento. Se trata de cuatro mostruos (Muno, Toodee, Brobee y Foofa) y un robot llamado Flex, que son los amigos de Dj Lance Rock, quien los interna en diferentes situaciones que suceden en el mágico mundo de Gabbalandia. Además, niños bailando y jugando en espacios de videojuegos, excelentes bandas interpretando canciones temáticas, cuentos con animaciones bizarras, y personajes como el rapero Biz Markie, mostrando diferentes ritmos y Mark Mothersbaugh, compositor para series infantiles, enseñandonos a hacer dibujos fácilmente. Grupos como The Roots, The Aquabats, Jimmi Eat World, The Ting Tings, The Killers, y personajes como Mia, Tony Hawk, Jack Black, Elijah Wood, han tenido actuaciones espaciales para el show.

Nos encanta ver a los niños de todo el mundo haciendo sus trucos geniales y sus extravagantes muecas, mientras los pequeños monstritos danzan y cantan. Ningun otro show se da el lujo de tener tan buenos invitados y de incorporarlos tan acertadamente en sus contenidos. Esta es una creación de The Magic Store y Wildbrain y hasta el momento lleva tres temporadas.
A veces me siento totalmente representada por esta serie, que es una experiencia sónica y visual profunda y brillante; basta con entreleer a Superchica Robot Marciana, disfrutar los diálogos de Toode y Broobbe, observar a Muno o deleitarse con los dibujos minimalistas de Mark, para darse cuenta de que tras este show existe una dedicación enorme y un derroche de imaginación y amor por la niñez.

Me pregunto cuánto me hubiera divertido en mi niñez viendo los trucos de Flex el robot, estaría encantada de coleccionar los capítulos de esta producción que seguramente constituirá una gran memoria de la generación de Alicia. Me alegra que cada día surjan nuevos divertimentos con propuestas vanguardistas para niños, aunque sea en canales internacionales, por que lastimosamente la televisión colombiana no tiene nada bueno que ofrecer a nuestros hijos.
Que bueno sentir que mis gustos musicales, y la influencia que dejaron en mi los videojuegos y dibujitos animados están incorporadas en los programas para chicos, y más allá sentir que tenemos en pantalla una gran representación de la reinvención, unida a manifestaciones culturales de las que somos parte.
Yo Gabba Gabba!

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Espuma y nada más: una tensión incesante

Entrevista a Mike Patton