Reportes sonoros sobre el clima

La música de Jaco Patorius es como una premonición climática, respuesta a la lógica ilógica de los días y al encanto que despierta el paisaje. Impera en sus notas el sonido siempre cálido de su bajo, que sacó a “I shot the sheriff” de Bob Marley de lo convencional, convirtiéndola en una melodía incandescente.

Sus composiciones son provocadoras y heréticas, t antojan de pasar una tarde de té en una casa de campo, te llevan a conducir por carreteras largas bajo el cielo estrellado, te sacan de la urbe en segundos y te dejan en medio del mar. Fragilidad y genialidad, combinadas en diferentes versiones, para el verano y el invierno, para vientos y ventarrones.

Sonidos distintivos, llenos de huellas de este personaje que cambió los ritmos de la banda “Weather Report” y describió equinoccios vívidos http://www.youtube.com/watch?v=_tDlOPW7nUQ, amores subliminales por el océano http://www.youtube.com/watch?v=RU8mZVEqWW8, fantasmagorías http://www.youtube.com/watch?v=TcRnbflvtZQ y la parte innata de la magia http://www.youtube.com/watch?v=-STXsuxWptk.

Artesanal y esotérico, convirtió su bajo en fretless e intentó llegar el sol cual Ícaro, dejándonos grabados los reportes de su experiencia, que comenzó como autodidacta y derivó en el virtuosismo que además le legaron sus antepasados. Así fue Jaco: un explorador, sacando sonidos del altibajo clima que casi siempre lo mantuvo al borde, en la periferia, expectante.

El gran Joe Zawinol lo llamaba “cabeza explosiva”, en referencia a la fuerza que imprimía en cada tonada; y las notas de su bajo impulsaron a Weather Report hasta lugares inhabitados. "Su ritmo era muy potente y su tono era único, muy fresco. Como si estuvieras en el desierto con mucha sed acalorado, y de repente alguien se acercara y te ofreciera un refrescante vaso de limonada. Eso es, en pocas palabras, lo que Jaco hizo por mí cuando se unió a mi banda", comentó en una entrevista el peruano Alex Acuña, baterista de Weather Report.

Hermosas y trágicas historias sobre este carismático personaje van y vienen y seguirán contándose en el tiempo, sin embargo, hay una constante en su obra y es el cambio que introdujo en la historia del bajo como instrumento; antes, era mayoritariamente contemplado como una base de fondo, con el legado de Jaco quedó claro ante el mundo que era un instrumento con las mismas posibilidades de protagonismo de todos los demás http://www.youtube.com/watch?v=xvxBh5EwiXU.

Pero sus canciones, que muchos artistas señalan como primeros planos de los referentes de todos los tiempos van más allá de toda interpretación: quiméricas para algunos, inexorables para otros, son la expresión de un ultra sensitivo, tramas incesantes que nos envuelven los sentidos, enamorándonos. El que tenga oídos para oírlo…

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Espuma y nada más: una tensión incesante

Entrevista a Mike Patton