Reportes sonoros sobre el clima

La música de Jaco Patorius es como una premonición climática, respuesta a la lógica ilógica de los días y al encanto que despierta el paisaje. En su melodía impera la calidez de su bajo, que sacó de lo convencional a algunas canciones como 'I shot the sheriff' de Bob Marley, convirtiéndola en una versión incandescente.

Sus composiciones son heréticas. Te llevan al bosque, te impulsan a conducir por carreteras bajo el cielo estrellado, te hacen anhelar el mar. La música de Jaco es fragilidad y genialidad, combinadas para el verano y el invierno, para vientos y ventarrones.

En su biografía se avisa que él fue el elemento que cambió los ritmos de la banda 'Weather Report', con la que musicalizó equinoccios http://www.youtube.com/watch?v=_tDlOPW7nUQ, el amor por el océano http://www.youtube.com/watch?v=RU8mZVEqWW8, y algunas fantasmagorías http://www.youtube.com/watch?v=TcRnbflvtZQ.

Como espíritu autodidacta, cuando convirtió su bajo en fretless reafirmó la necesidad de volver a lo artesanal, dejando los reportes de la experiencia de su virtuosismo. Así fue Jaco: un explorador de la sonoridad del clima.

Bellas y trágicas historias sobre este carismático personaje van y vienen y seguirán contándose en el tiempo, sin embargo, hay una constante en su obra y es el cambio que introdujo en la historia del bajo como instrumento. Antes, era contemplado como una base de fondo del funk y el rock, con su legado mostró que el protagonismo del instrumento: http://www.youtube.com/watch?v=xvxBh5EwiXU.

Jaco nunca pasó inadvertido para ninguno de sus partners musicales. El gran Joe Zawinol lo llamó 'cabeza explosiva', en referencia a la fuerza que imprimía en cada tonada y Alex Acuña, baterista de Weather Report, decía que: "Su ritmo era muy potente y su tono era único. Como si estuvieras en el desierto con mucha sed acalorado, y de repente alguien se acercara y te ofreciera un refrescante vaso de limonada". 

Sus canciones han sido referentes para artistas de todos los tiempos: quiméricas para algunos, inexorables para otros, son la expresión de un ultra sensitivo, tramas que envuelven los sentidos, enamorándonos. El que tenga oídos para oírlo…

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Espuma y nada más: una tensión incesante

El café, elixir ritual y guarida centenaria

Entrevista a Mike Patton